comprar-ahoragif2

Senior

Senior es un producto enfocado a cubrir las necesidades de los perros más mayores. Contiene diversas fuentes de proteínas de alta calidad, , como la carne de pollo hidrolizada que compone el principal ingrediente y aporta un sabor muy apetecible.

Salmón y trucha incluidos como pescado azul, alto valor biológico y proteico.
Fuentes combinadas para un aporte completo en una edad en la que se hace imprescindible el aporte de nutrientes y el equilibrio de porcentajes.

Contiene antioxidantes naturales efectivos contra el envejecimiento de las células.
Elementos para el cuidado de su salud, como condroitina y glucosamina, como protector articular.

Croqueta pequeña para perros con problemas bucales.

Un Súper Premium elaborado con productos naturales, sin conservantes artificiales ni colorantes químicos.

Sabor: Pollo.
Tamaño: 35/100
Transición: de 4 a 6 días.

INGREDIENTES

poste-170 Carne de pollo hidrolizada (>22%), arroz integral, pescado azul, extracto de proteínas vegetales, aceite de pescado rico en omega 3, proteínas plasmáticas, aromas naturales, grasa de pollo, antioxidantes naturales, prebióticos, probióticos, isoflavonas, levadura de cerveza, glucosamina, condroitina, MOS, FOS, yuca.

COMPONENTES ANALÍTICOS

Proteína Bruta: 27 %, Grasas brutas: 14 %, Fibras brutas: 1,9 %, Cenizas brutas: 6,9 %, Humedad: 11 %, Calcio: 1,4 %, Fósforo: 1,2%, Potasio: 0,5 %, Ácido linoleico: 3 %, L-lisina: 0,9 %, DHA: 0,43 %, EPA: 0,33 %, Omega 6: 2,8 %, Omega 3: 1,1 %.

Energía metabolizable: 3850 kcal

Vitaminas y aditivos nutricionales (UI/Kg):

Vitamina A: 20000 UI, Vitamina D-3: 1900 UI, Vitamina E: 500 mg, Hierro: 450 mg, Yodo 0,5 mg, Manganeso: 6 mg, Cobre: 15 mg, Selenio: 0,5 mg, Zinc: 250 mg, Condroitina + glucosamina: 1400 mg, L- carnitina: 60 mg, Taurina: 900 mg, Biotina: 0,18 mg, Ácido fólico: 0,55 mg.

MODO DE EMPLEO

 

seniorgif

RECOMENDACIONES

No dejar la comida a la libre disposición del perro. Ofrecer por tomas y esperar 10 minutos y si no la ha terminado retirarla hasta la próxima toma. Debemos ser nosotros los que ajustemos su dosis y no el propio perro, ya que esta segunda opción, en la mayoría de los casos derivará en no aportar las dosis correctas (con riesgo de sobrepeso o déficit nutricional y calórico), o correr riesgos de torsión de estómago o indigestiones, o en que el perro pierda interés en la alimentación que realmente le aporta todo lo que necesita, “exigiendo” cambios a comida casera, y desequilibrando de esa forma su aporte nutricional correcto.

Por otro lado, gestionando nosotros su comida conseguiremos que ante una patología que curse con falta de apetito, seamos conscientes de ello con prontitud, y nos permita poner los medios oportunos a tiempo de no empeorar.

Otro beneficio sin duda, es que el perro valorará la comida, y nos permitirá recompensarle de esa forma por comportamientos que nos interese generalizar.

Dejar siempre un cuenco con agua fresca y limpia a disposición del perro.

Mantener el saco en un lugar fresco y seco.

comprar-ya