comprar-ahoragif2

Fit-1

Nuevo molde de croqueta (más compacta) – Fit es un alimento para perros adultos con una actividad baja, especialmente formulado para mantener sus necesidades nutritivas y sin excesos de grasas ni calorías.

Alimento equilibrado y con cordero como ingrediente principal.
Inferior en energía metabolizable, elaborado para perros con un desgaste energético bajo.

Apto para perros con tendencia a engordar.

Condroprotectores para cuidar de sus articulaciones y antioxidantes naturales.

Sabor: Carne.
Tamaño de croqueta: 60/100
Transición: de 5 a 7 días.

INGREDIENTES

poste-170 Carne de cordero hidrolizada (>18%), carne de pollo hidrolizada (>12%), arroz integral , aceite de salmón, proteínas vegetales, aroma natural de carne, glucosamina, condroitina, prebióticos, probióticos, MOS, FOS, extracto de yuca, l-carnitina, antioxidantes naturales, vitaminas y minerales.

COMPONENTES ANALÍTICOS

Proteína Bruta: 27 %, Grasas brutas: 13 %, Fibras brutas: 4,5 %, Cenizas brutas: 7,8 %, Humedad: 10 %, Calcio: 1,3 %, Fósforo: 1,1%, Potasio: 0,6 %, Omega 6: 2,7 %, Omega 3: 0,8 %.

Energía metabolizable: 3675 kcal

Vitaminas (UI) y aditivos nutricionales (por kg):

Vitamina A: 16500 UI, Vitamina D-3: 1100 UI, Vitamina E: 80 mg, Hierro: 300 mg, Yodo 0,4 mg, Manganeso: 6 mg, Cobre: 10 mg, Selenio: 0,5 mg, Condroitina + glucosamina: 2150 mg , L- carnitina: 70 mg, Taurina: 1200 mg, Biotina: 0,18 mg, Ácido fólico: 0,6 mg,

MODO DE EMPLEO

 

FIT

RECOMENDACIONES

No dejar la comida a la libre disposición del perro. Ofrecer por tomas y esperar 10 minutos y si no la ha terminado retirarla hasta la próxima toma. Debemos ser nosotros los que ajustemos su dosis y no el propio perro, ya que esta segunda opción, en la mayoría de los casos derivará en no aportar las dosis correctas (con riesgo de soprepeso o déficit nutricional y calórico), o correr riesgos de torsión de estómago o indigestiones, o en que el perro pierda interés en la alimentación que realmente le aporta todo lo que necesita, “exigiendo” cambios a comida casera, y desequilibrando de esa forma su aporte nutricional correcto.

Por otro lado, gestionando nosotros su comida conseguiremos que ante una patología que curse con falta de apetito, seamos conscientes de ello con prontitud, y nos permita poner los medios oportunos a tiempo de no empeorar.

Otro beneficio sin duda, es que el perro valorará la comida, y nos permitirá recompensarle de esa forma por comportamientos que nos interese generalizar.

Dejar siempre un cuenco con agua fresca y limpia a disposición del perro.
Mantener el saco en un lugar fresco y seco.

comprar-ya