¿Sabías que el Chihuahua es una de las razas más antiguas de América?, este perro miniatura con aspecto y carácter singular, se nos presenta con una extensa historia, en la cual destacan antecesores hasta del Siglo IX, además de un origen lleno de leyendas y misticismo.

En este artículo, te contamos los detalles más resaltantes de la historia de esta característica raza, que desde tiempos ancestrales se ha adueñado del corazón del mundo entero. 

El Chihuahua y los misterios de su origen

Aunque el Chihuahua, hoy en día es una raza de perro reconocida por su origen mexicano, lo cual fue avalado por la Federación Cinológica Internacionales (FCI), aún son muchos los investigadores que continúan indagando acerca de la procedencia exacta de esta raza particular.

Al igual que otras razas de perros antiguas, puede decirse que el chihuahua también presenta incertidumbre en cuanto a su origen, por lo que son numerosas las teorías que existen en su historia.

Un perro con ancestros egipcios

Una de las tantas teorías acerca de su origen, establece que esta raza reconocida como la más pequeña del mundo, tiene su origen hace unos 3000 años, en Egipcio, en donde se han encontrado pequeños perros momificados, que se consideran sus ancestros.

Sus raíces también han sido disputadas por China.

Una de las hipótesis que se maneja, es que el chihuahueño tiene su origen en China y que fue llevado por los españoles a América, durante la época de la Colonia. De la misma manera, también existen otras versiones de su origen, que no han sido evidenciadas.

De todas las hipótesis que se han hecho, la teoría que más se acerca a la realidad, es la de su origen mexicano, lo cual ha sido demostrado por las numerosas evidencias físicas que se han encontrado, como por ejemplo, los restos de huesos de perros pequeños en tumbas, al igual que las estatuas en sus prehistóricas pirámides, propias de las culturas mesoamericanas.

ejemplar de perro chihuahua de corta edad

El Techichi Tolteca como su antecesor directo

Según los investigadores, el Techichi Tolteca es el primer descendiente directo del Chihuahua. Este antecesor era una raza que existió en el antiguo México y durante la antigua cultura Tolteca, y se cree que puede haber existido mucho tiempo antes, lo que nos lleva a ubicar a este ancestro alrededor del Siglo IX.

El Techichi está directamente asociado al Chihuahua, por la gran semejanza física que presenta, la cual ha sido observada en las osamentas y tallas encontradas en los lugares precolombinos de México, como por ejemplo en las pirámides de Cholula y en las ruinas de Chichén Itzá, de Yucatán.

Con estos datos los expertos defienden que la raza surge como producto del cruce entre las diversas razas que existían en el México antiguo. 

La Evolución del Chihuahueño

En un principio, el cabeza de manzana era un perro salvaje que sobrevivía en la naturaleza. Este Toy, se fue adaptando a los humanos de manera progresiva, hasta ser domesticado, como un perro de compañía para los mexicanos.

Hay quienes sostienen que la raza comienza a distinguirse como tal, a partir de 1884. Para esa fecha, los mexicanos comenzaron a comerciar los ejemplares a los turistas en las fronteras y les llamaban “Texas Mexicano”, o nombraban según el lugar donde se encontraran.

La selección de la raza

Durante el Siglo XIX y a principios del XX, los estadounidenses comenzaron a seleccionar la raza en los criaderos, conservando su identidad mexicana y dando a conocer la raza con el nombre de la localidad donde lo descubrieron, como hoy en día lo reconocemos, Chihuahua.

Es en 1904 cuando el Chihuahua es registrado de manera oficial en el Libro de Orígenes American Kennel Club (AKC), con la inscripción del primer Chihuahueño, llamado Migdet. Posteriormente se irán registrando en otras partes del mundo, como el Reino Unido y el mismo México.

Las variantes conocidas del Chihuahua

En 1923 es fundado el American Kennel Club y se documentaron las dos variaciones de la raza, el de pelo corto y el de pelo largo. El chihuahua de pelo corto, resultaba ser el más solicitado, durante las décadas de los años 30, 40 y 50, por lo que predominó la crianza de esta variedad.

Con su evolución a través de su recorrido por los diferentes continentes, la raza ha variado la estructura de su cabeza, presentándose en dos variantes, como el tradicional Chihuahueño cabeza de venado y el actual cabeza de manzana, de los cuales ya te hemos hablado en artículos anteriores.

Según las investigaciones genéticas, se estima que el chihuahua actual es el resultado del cruce con ejemplares europeos. Lo que ha generado la variante del chihuahua cabeza de manzana que actualmente figura como estándar para las exposiciones de belleza.

A través de historia y evolución, hoy en día se reconocen 4 tipos de Chihuahueños, el pelo corto, el pelo largo, el cabeza de venado y el cabeza de manzana. Los cuales se presentan en una variedad de colores con diferentes tonos.