De tamaño pequeño, expresión simpática y manto reluciente, el Pinscher mini es un ratonero que, en la actualidad, se encuentra como perro de compañía. Si estás pensando en adoptar uno, te interesará conocer sus datos más interesantes.

Origen del Pinscher mini

El origen de esta raza canina se sitúa en Alemania. Se calcula que, aproximadamente, surgió en el siglo XVIII. También se le conoce por el nombre de Zwergpinscher. En sus inicios era un perro cazador, perfectamente diseñado para controlar las poblaciones de roedores.

Recibe la denominación de mini o miniatura porque su peso no supera los 4-5 kg ni su altura los 25-30 cm. Poco más se sabe sobre sus inicios. El nombre de Pinscher, del alemán, tiene el significado de “terrier” o “mordedor”.

Enfermedades del Pinscher miniatura

Cada raza canina suele manifestar propensión a padecer determinadas enfermedades hereditarias. En el caso del Pinscher mini, se han señalado algunas patologías como la luxación patelar, que es la salida de la rótula de su sitio, la epilepsia o problemas en la retina.

Además, se consideran más propensos a padecer hipotiroidismo, enfermedad en la que la glándula tiroides no produce las suficientes hormonas, o la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, patología en la que se daña la cabeza del fémur.

Carácter del Pinscher miniatura

A pesar de que su pequeño tamaño es evidente, ellos no parecen para nada conscientes de sus dimensiones. Por eso no tienen ningún problema a la hora de hacerle frente a perros mucho más grandes, sin importarles lo malparados que puedan salir.

Son muy valientes y protectores. Confían en sus posibilidades. Para evitar problemas es recomendable que les proporcionemos una buena socialización y una adecuada educación, que son cuestiones que no siempre se tienen en cuenta en perros tan pequeños.

Pero son imprescindibles, sobre todo porque su tendencia a morder primero puede acarrearles graves consecuencias si son respondidos por un perro mucho mayor. Su personalidad se completa con sus dotes para ejercer de perro guardián, ya que, además, suelen ser desconfiados ante los extraños.

Pinscher mini, un perro de caza

Al ser tan pequeño y mantenerlo como perro de compañía, es fácil que los cuidadores olviden que se trata de una raza de raíces cazadoras. Esto hace que disponga de un instinto que puede manifestarse en ocasiones. Por ejemplo, ante animales más pequeños que le recuerden a sus potenciales presas.

Puede salir corriendo si detecta la presencia de algún animal en las inmediaciones. Es una reacción que hay que vigilar y tener en cuenta, sobre todo si pretendemos soltarlo en algún momento del paseo. Una correcta socialización y educación pueden ayudar en este punto, pero, aun así, no hay que bajar la guardia.

Pinscher miniatura y ejercicio físico

El Pinscher mini es pequeño, pero en ningún caso estamos ante un perro faldero. Muy al contrario, son perros muy activos, disponen de una gran energía y sus condiciones físicas los acompañan, pues su cuerpo es muy atlético. Les encanta correr, saltar y jugar.

Si no puedes proporcionarle a tu mini Pinscher una vida dinámica, no es la raza adecuada para ti. La actividad, además de física, también tiene que ser mental. Son perros muy inteligentes que no deben aburrirse, pues podrían surgir problemas de conducta.

La relación del Pinscher miniatura con los niños

A los perros Pinscher, en general, les gustan los niños y pueden disfrutar ambos de una muy buena convivencia en el hogar, compartiendo ratos de juego. Pero los niños deben ser lo suficientemente mayores o cuidadosos a la hora de interaccionar con este pequeño perro.

Los juegos muy bruscos, las caídas del regazo o los golpes sin querer pueden ocasionar lesiones de gravedad en un perro tan pequeño. Por ejemplo, la rotura de algún hueso. Para evitar problemas se recomienda vigilar estos encuentros.

Pinscher mini vs. Dóberman

Lo cierto es que ambas razas presentan semejanzas en cuanto a su aspecto. Esto es lo que ha servido de base a la creencia de que son perros emparentados. Pero lo cierto es que solo comparten su origen alemán.

¿Ropa para el Pinscher mini?

Aunque para algunos cuidadores vestir a su perro resulta rídiculo, lo cierto es que hay casos en los que está más que justificado. Uno de ellos es el Pinscher mini. Se trata de una raza bastante friolera. Por ello puede ser necesario que, en las horas de más frío, lluvia o viento, tenga que salir a la calle vestido.

Un abrigo, un impermeable o similar le sirven para hacer frente a las condiciones climatológicas adversas. Él mismo nos hará notar cuándo siente frío. En casa también tendrá que disponer de una cama confortable en la que descansar, mejor en un lugar cálido, como cerca de un radiador, chimenea, etc.

¿Se debe cortar la cola del Pinscher mini?

Por desgracia, se ha venido amputando la cola a estos perros. Esta práctica no tiene ninguna justificación a nivel científico o clínico. Por eso, cada vez son más los países que prohíben esta práctica brutal, al igual que el corte de las orejas.