El Lurcher es un perro difícil de ver fuera de Irlanda y Reino Unido. Es una raza que se cría por sus características psicológicas y no por su apariencia. Por eso carece de estándar. Se trata de un perro de caza y compañía con una elevada necesidad de actividad física.

Datos básicos

  • Peso: 27-32 kg, aunque hay una gran variación individual al no disponer de estándar.
  • Altura: 69-76 cm.
  • Esperanza de vida: 13 años.
  • Ideales para: personas activas.

¿Qué significa Lurcher?

El Lurcher tiene su origen en Irlanda y Reino Unido durante el siglo XVII. Se utilizaba sobre todo para la caza furtiva de liebres y conejos y se asociaba a los gitanos. Era un perro de clases populares y, directamente, se le llamaba “perro de cazador furtivo”. Hoy en día sigue practicando esta actividad, en la que es especialmente hábil.

También participa en carreras tras señuelos. Adora correr. Además, se encuentra como perro de compañía. Es muy raro verlo fuera de Reino Unido o Irlanda, donde es común. Su nombre deriva del romaní lur, que significa “ladrón”. Por su parte, Lurcher quiere decir “acechador”. Está emparentado con los galgos y se ha ido criando sin ceñirse a un estándar.

Además de galgos, entre sus progenitores se encuentran otras razas como los terrier o el Collie. En la actualidad su cría se ha ido sistematizando cada vez más. De esta forma se pretenden conservar las características que hacen del Lurcher un excelente compañero. Se busca mantener sus cualidades sin prestar excesiva atención a su aspecto.

Rasgos del Lurcher

Se trata de un perro de tamaño mediano-grande. No tiene un estándar establecido que pueda guiar la cría de la raza, pero sí podemos señalar algunas características físicas que comparten los ejemplares de Lurcher. Así, los ojos son pequeños, oscuros y redondos. Tienen una mirada alerta.

En cambio, el tamaño de las orejas es muy variable entre los ejemplares. En general, tienden a ser pequeñas y las llevan semierguidas, con la base levantada y las puntas dobladas. El pecho es profundo, lo que le proporciona una considerable capacidad pulmonar. Las patas son largas y rectas. La cola es larga y delgada.

Hay una variedad de pelo duro y otra de pelo corto. La de pelo corto, más apreciada, es suave al tacto y posee una capa interna que se espesa en invierno, ofreciéndole una buena protección frente al frío y las condiciones climatológicas adversas. En cuanto a los colores, se admiten una gran variedad, como el crema, el grisáceo o el negro.

Temperamento del Lurcher

El Lurcher es un perro de alta energía. Activo, tenaz e inteligente, es un dato a tener en cuenta antes de adoptarlo. Posee una gran resistencia y es muy buen corredor, con un acentuado instinto de persecución de cualquier pequeño animal que se mueva. Hay que considerarlo si existe la posibilidad de que contacte con conejos, gatos, cobayas, etc.

Por otra parte es amable y agradable en su trato con las personas, aunque no se muestra excesivamente cariñoso. Es tranquilo, pero para poder mantenerse calmado en el hogar es imprescindible que realice fuera toda la actividad que necesita. Es bueno con los niños. Además convive sin problemas con otros perros, pero no con pequeños animales.

La socialización temprana y la educación en obediencia son claves para conseguir una buena convivencia y evitar problemas como la excesiva timidez o la agresividad. Es muy importante, en un perro tan veloz y activo, que nos obedezca al instante en cualquier situación. Por último, los Lurcher no suelen ladrar. Son perros poco territoriales.

Cuidados para el perro Lurcher

No es conveniente adoptar un Lurcher para un apartamento. La ciudad no es para él. Está adaptado a la vida en el exterior y necesita practicar actividad física intensa. Sí se recomienda para casas en las que disponga de terreno en el que ejercitarse. Además, hay que sacarlo varias veces a diario y al menos uno de los paseos debe ser largo. Puede practicar agility.

Tiene que realizar actividad física suelto en un espacio grande. Es imprescindible que esté bien cerrado para evitar fugas, mejor con un cierre que impida ver el exterior. De lo contrario podría escapar detrás de cualquier pequeño animal, con el consiguiente peligro para ambos. Por ese motivo no debe soltarse si no tenemos la certeza de que acudirá a nuestra llamada.

Hay que educarlo, lo que, gracias a su inteligencia, es relativamente sencillo. La necesidad de espacio no implica que pueda dejarse solo en un terreno. Demanda contacto con su familia. Su manto, ya sea corto o duro, no requiere apenas cuidados. Podemos cepillarlo de vez en cuando. Por cierto, se hará con cualquier alimento al que tenga acceso.

Enfermedades más comunes del Lurcher

En general, el Lurcher es un perro sano, pero se pueden identificar algunos problemas de salud a los que es más propenso. Por ejemplo, la torsión de estómago, las lesiones en las patas y a nivel muscular, el hipotiroidismo, el golpe de calor, las patologías oculares y el cáncer de huesos.

Para evitar estos y otros problemas de salud se recomienda acudir al veterinario de manera regular. Este profesional también nos pautará el calendario de desparasitaciones y de vacunaciones más adecuado para mantener la salud de nuestro Lurcher.