El Sagrado de Birmania es un gato que destaca por su belleza. Su pelaje semilargo, que forma un collar alrededor del cuello, y sus ojos azules se acompañan de un carácter cariñoso y sociable, apto para la convivencia en familia.

Datos básicos

  • Peso: 5 kg.
  • Tamaño: mediano.
  • Esperanza de vida: 14 años.
  • Ideales para: familias con niños.

Historia del gato Sagrado de Birmania

Pese a su nombre, el desarrollo de la raza Sagrado de Birmania tal y como la conocemos hoy en día se localiza en Francia. En concreto, se data en la década de 1920. Allí llegaron ejemplares desde Birmania.

Pero hay controversia alrededor de las condiciones en las que se inició la cría. En cualquier caso, el comienzo de la Segunda Guerra Mundial repercutió en la extensión de estos gatos, que vieron reducido su número drásticamente.

No fue hasta la década de 1950 cuando, con esfuerzo, pudieron retomarse los programas de reproducción. Finalmente, la raza fue reconocida por la Federación Internacional Felina en el año 1964. Se considera fruto de un cruce entre las razas Persa y Siamés.

La leyenda de la raza Sagrado de Birmania

Existe una leyenda alrededor de estos gatos: en un templo de Birmania convivían cien gatos. Su líder tenía las patas, la cara y la cola del color de la tierra. Una noche el templo fue atacado y el monje más cercano al felino fue asesinado.

Entonces, este, posando sus patas sobre el cuerpo de su amigo muerto, miró a la diosa a la que se le dedicaba el templo. De pronto, sus patas se volvieron blancas inmaculadas y sus ojos tan azules como los zafiros de la diosa. Los monjes recobraron las fuerzas y consiguieron expulsar a los enemigos, salvando el templo.

Todas las características del Sagrado de Birmania

A nivel físico vamos a poder identificar características similares al gato Siamés, mientras que otras nos recordarán más al gato Persa. El cuerpo es alargado, fuerte y musculado. La cabeza es de forma redondeada. Los ojos son redondos, de color azul y expresión dulce. Las patas son fuertes. La cola es tupida. Destaca por su manto sedoso.

Su longitud varía de largo a semilargo en función de las partes del cuerpo. Así, es corto en la cara y crece gradualmente hacia las mejillas, terminando por formar un collar completo. En el lomo y en los flancos también es largo. Presenta escaso subpelo. Tiene el patrón colourpoint, es decir, es de color claro con tonalidades más oscuras en cara, patas, cola y orejas.

Pero en el Sagrado de Birmania los pies o “guantes” de todas las patas son de color blanco puro. Los gatitos nacen blancos y empiezan a modificar su tonalidad en las primeras semanas de vida. El estándar admite variedad de colores, como lila, chocolate, crema o rojo, siempre siguiendo el patrón característico. También se permite el tabby o rayado.

Temperamento y personalidad del Sagrado de Birmania

Son gatos inteligentes, equilibrados, cariñosos, apacibles, tranquilos y sociables, incluso con desconocidos. No suelen tener problemas para relacionarse con cualquiera que se les acerque. Son buenos gatos para convivir con niños.

Tienen un carácter juguetón y explorador, a la vez que paciente, lo que ayuda en su relación con los más pequeños de la casa. También pueden acostumbrarse a la convivencia con otros animales, como los perros.

Por supuesto, hay que realizar una buena presentación entre todos para evitar problemas. Son muy fieles y les gusta pasar tiempo en familia, por eso pueden no tolerar bien estar demasiadas horas seguidas solos. No son nada independientes ni agresivos.

Higiene y cuidados del Sagrado de Birmania

Los Sagrado de Birmania se adaptan a la vida en un apartamento. De hecho, les gusta estar junto a sus cuidadores. Esto en algunos casos puede ser un problema, porque, al ser amantes de la compañía, no llevan bien estar solos demasiado tiempo. Es por eso que se recomiendan para hogares donde convivan varios miembros.

Si esto no es posible, al menos en la vivienda debe haber otros animales con los que se pueda quedar. Para mantener su bienestar necesita de un ambiente enriquecido que los estimule tanto a nivel físico como mental. Rascadores, lugares elevados a los que trepar o escondrijos en los que refugiarse son los básicos de una casa con un Sagrado de Birmania.

Disfrutan del juego con sus cuidadores. Les gustan los juguetes nuevos. Así, podemos guardarlos y sacarlos alternativamente para mantener su atención. Hay que tener en cuenta que tienen un nivel medio de energía. En cuanto a la higiene, es necesario cepillarlos un par de veces por semana. Así ayudamos a eliminar el pelo muerto e impedimos que lo trague.

Prevención y problemas de salud del Sagrado de Birmania

En líneas generales, los gatos Sagrado de Birmania gozan de buena salud. Aunque es cierto que se reporta cierta tendencia a padecer problemas oculares de consideración, como las cataratas, o insuficiencia renal.

Algunos ejemplares sufren enfermedades neurológicas hereditarias que les causan descoordinación, temblores y espasmos. Por desgracia, no siempre son curables y los gatos afectados fallecen en poco tiempo. Es buena idea cepillarlos con regularidad para evitar que durante el autoacicalado ingieran una cantidad excesiva de pelo.

Esto podría dar lugar a la formación de bolas o tricobezoares que pueden ocasionar problemas a nivel digestivo. Además del cepillado frecuente es posible prevenirlos ofreciéndole una dieta de calidad, hidratación y, de ser necesario, administrando productos como la malta.