La característica más destacada de esta raza felina es su manto. Como indica su nombre, es áspero, además de rizado, y se debe a una mutación espontánea. Son gatos de aparición reciente que cuentan con un aspecto especial y un carácter cariñoso y enérgico.

Datos básicos

  • Peso: 5 kg, los machos pueden ser más grandes.
  • Tamaño: mediano.
  • Esperanza de vida: hasta 18 años.
  • Ideales para: familias con niños.

Origen del gato American wirehair

El nombre de esta raza significa “pelo áspero o de alambre”. También puede encontrarse con el nombre de Gato americano de pelo duro. Tuvo su origen en los Estados Unidos, en concreto en una granja del estado de Nueva York. Por una mutación espontánea nació una camada de gatitos especial.

Uno de ellos presentaba el característico pelo que indica su nombre. Corría la década de 1960. El pelaje áspero y rizado, a nivel genético, domina sobre el manto habitual. El programa de cría comenzó cruzando al gatito, de nombre Adam. A partir de este único ejemplar se extendió el interés de los criadores y la raza, alcanzando otros países.

Los cruces de Adam fueron con gatos americanos de pelo corto, aprovechando que el gen que produce su pelo áspero es dominante. Con ello se evitan problemas de consanguinidad y explica las semejanzas entre ambas razas. En la actualidad escasean los ejemplares fuera de los Estados Unidos e incluso en su país de origen no están muy extendidos.

Características del American wirehair

Como no podía ser de otra manera, el pelaje áspero y denso es el rasgo más característico de esta raza felina. Es corto y fino y más o menos rizado en función de la zona del cuerpo. En cuanto a su color, se aceptan todas las tonalidades, como el negro, el rojo, el azul o el crema. También se admiten todos los patrones.

Los bigotes pueden presentarse rizados en algunos ejemplares. Es curioso cómo el tipo de pelo consigue transmitir una sensación desaliñada y tierna a la vez. Además, estos gatos son de constitución fuerte y bien musculada. Las extremidades también son fuertes, de tamaño mediano y bien definidas. La cola va afinándose hacia la punta.

Su cabeza es redondeada y cuenta con un hocico corto. Las orejas son de tamaño medio y se ubican bien separadas. Tienen las puntas redondeadas. Por su parte, los ojos son grandes, separados y comparten la forma redondeada de la cabeza. Suelen ser de color dorado.

Carácter del American wirehair

Los gatos American wirehair son muy inteligentes y cariñosos, aunque con las personas que no conocen es habitual que se muestren reservados y no se dejen tocar. Con el tiempo pueden llegar a establecer confianza con ellos. También son muy juguetones y activos.

Desprenden mucha energía y les gusta estar al tanto de todo aquello que ocurre a su alrededor. En general, aceptan bien la presencia de niños y de otros animales. Llegan a hacerse pesados cuando insisten en reclamar nuestra atención. No es extraño que, por ejemplo, se suban a nuestro regazo aunque pretendamos evitarlo.

En este sentido pueden mostrarse dominantes, lo que, en ocasiones, causa problemas de convivencia, sobre todo con los menores de la casa o con otros animales. Con las debidas normas para todos puede conseguirse una buena relación. Logran establecer vínculos con todos los componentes de la familia. Es mejor que no estén solos muchas horas.

Cuidados para el gato American wirehair

Estos gatos se adaptan a viviendas de diferentes características. Pero necesitan un ambiente que cubra sus necesidades. Tienen que disponer de rascadores verticales, diferentes alturas para trepar y vigilar, escondites y varios tipos de juguetes. Por esta necesidad de espacio de esparcimiento no se recomiendan para apartamentos muy pequeños.

Les gustan los juguetes interactivos que les permiten una estimulación mental, además de física. Todos los días debemos dedicar un rato a jugar con ellos y también dejarles juguetes, caseros o comprados, para cuando se queden solos. Sus cuidados son sencillos. Su pelo de alambre no se enreda. Basta con cepillarlo de vez en cuando.

En cuanto a su alimentación, debe ser de calidad. Si les damos premios, tenemos que restarlos de la ración diaria, pues presentan tendencia al sobrepeso. Es otro dato que hace necesario que los ejercitemos adecuadamente. También necesitan de nuestra compañía. Si no estamos nunca en casa, el American wirehair no es la raza más indicada para nosotros.

Salud del American wirehair

En líneas generales se considera que los gatos American wirehair gozan de una muy buena salud. Al ser una raza relativamente reciente puede ser que se necesite más tiempo y estudios para saber si se ven afectados o no por enfermedades genéticas.

De momento, hay que prestar atención a la alimentación y respetar la ración diaria, sin darles sobras de nuestra comida ni excedernos con los premios. Junto con el ejercicio, es la clave para mantenerlos en su peso ideal, pues tienen tendencia a engordar.

En cuanto al aspecto psicológico, si no pueden liberar toda su energía es posible que terminen por manifestar problemas de comportamiento debidos al estrés. Lo mismo sucede si pasan largos período de tiempo solos.